Madres de hombres

A veces “solo” leo a las madres de niñas preocupadas por los acosos y abusos sexuales. Por cierto se las acusa de “criar en el feminacismo.” Algunas veces me han dicho “menos mal que somos madres de varones.” Y todas y cada una de esas veces me he sentido fatal. Como si -además de todo- solo las madres de niñas deben levantar las banderas de la igualdad y decir basta ya, ni una menos.

Señoras madres de hombres, no tenemos suerte de ser mamás de varones solo porque a ellos no se los puede preñar.

madres-de-hombres-01

Tenemos la inmensa suerte de ser mamás de varones para educarlos y que algún día puedan ser responsables de sus actos y no violen, no acosen, no vejen a nadie, no griten obscenidades gratuitamente, no amedrenten, no toquen un culo si la dueña no lo desea, no metan manos en la oscuridad, no enseñen su pene a quien no quiere verlo, no hagan grupos de “machitos” para minar las autoestima de las mujeres, no golpeen a sus novias, no les controlen el móvil y la vida entera, no hostiguen, no abusen, para que no maten a las mujeres, para que tengamos la posibilidad de vivir de una vez por todas en una sociedad no patriarcal.

Señoras madres de hombres, no tenemos suerte de ser mamás de varones porque a ellos se los acosa menos.

No es un tema de mujeres, es un tema que afecta a toda la sociedad y como todo proceso a gran escala, será lento de cambiar y debe comenzar desde el vientre, desde casa, en las escuelas erradicando cualquier atisbo de machismo y estereotipos.

Señoras madres de hombres, tenemos suerte de ser mamás de varones

y poder cambiar este mundo. Esa es nuestra más importante labor.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *