The letdown nueva y real serie

En una tarde de un puente de Mayo supongamos que tenes un sofa enorme en tu habitación lleno de ropa para doblar y guardar y es tan grande que mientras lo haces te ves completita la primer temporada de la nueva serie de Netflix “The Letdown” y te encanta y como suele pasar te queres matar cuando te viste todos los capítulos de la primer temporada en nada menos que una tarde de buen ordenar y guardar.

Es una serie australiana, pero que tranquilamente puede ser un dia  o dos de tu vida (de la real no la vida de tus redes sociales de postureo*)

Claro que te cuenta lo que nadie te dijo sobre la maternidad, que en líneas generales es una comedia con topicos y claro que me ha dejado un tanto… aliviada. Porque al fin alguien ve interesante enseñar al mundo que la maternidad a veces no es tan comedia, es mas drama.

La protagonista se encuentra con la cruel realidad de tener una beba preciosa y sana y aun asi no tener la vida perfecta que habia imaginado, ni ella es perfecta, quizas el coctel hormonal del puerperio o bien esta soledad maldita de la maternidad, pone su vida patas para arriba.

Dormir fatal cuando un hij@ no duerme, descubrir que dar la teta no es glamouroso, no salir por dias de casa y sentir que ya no reconocemos a la mujer en la que nos hemos convertido, ese sentir general de estar haciendolo muy muy mal.

theletdownnetflix

El sexo que desaparece, el no comprender a tu pareja que parece un verdadero desconocido después de ser padres, y todo aquello desahogado en una grupo de crianza por momentos bastante hostil (Chicas de mi grupo de crianza y apoyo a la lactancia lo hacemos mucho mejor… igual es el punto en donde veo que mas flaquea la serie, los grupos no suelen ir por donde va en esta serie, o quiero creerlo)

En un episodio con su camiseta “The future is female” me conquisto… y luego me tuvo en su palma enseñando simplemente sororidad,  el concepto de “no se puede juzgar a otra madre” es natural, no esta forzado, vamos que no hace falta llevar una bolsa donde lo ponga (sorry) es mucho mas real que muchas relaciones que veo en mi día a día como madre en relación a otras madres.

Sin duda alguna mi capitulo favorito es cuando tres generaciones pasan unos días juntas en el campo, no es idílico es mucho mas que eso, es la vivencia de una relación quizás la relación de relaciones que tenemos cada una con nuestra madre.

Topicazos o arquetipazos por supuesto, la madre ejecutiva, la madre gay, la madre ama de casa… *la madre “perfecta” que postea todo, viste bien, lee los libros y esta aparentemente perfecta siempre y utiliza hasta sus momentos menos vistosos para sacar partido a las redes sociales, de lejos es este el caso mas real que representa la serie. el mundo esta lleno de madres tristes con redes sociales que enseñan una vida perfecta eso si, también muestran la cara B y es tan de utilería que es penoso,  dejar de hacerlo se les ve el plumero.

the-letdown

Me he sentido muy identificada con la supuesta perdida de memoria reciente, esa sensación extraña de “antes yo era mas lista y divertida”, beber café y alguna que otra copa de vino dando la teta, y sobre todo con las relaciones realmente fuertes que podemos generar con otras mujeres/madres cuando el  puto perfeccionismo desaparece, cuando dejamos de mentirnos y de mentir a los demás, cuando abrimos el corazón  y las puertas de  casa y esta todo sucio y bastante desordenado y aun así, escuchar: -Tranquila…

Sentir que no hay que decir otra cosa mas que la verdad, sentir que ni un libro ni una serie y mucho menos un blog te van a decir como llevar adelante tu maternidad, ni tu manera de ser mujer, ni tu manera de criar. Sentir que tu compañero esta a tu lado, aun cuando es lo ultimo en la lista de prioridades.

Sinceridad diría que es la palabra que mas le cabe a esta serie, mas allá de desilusionar o bien decepcionar creo que todas alguna vez hemos vivido o sentido algo medianamente similar a lo que allí ocurre. Esperando a la segunda temporada (aún no termino de guardar la ropa del sofa)

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *