Ultras mala gente

Hay cosas con las que no puedo. Y está bien que con ello no pueda, porque se me hace fácil marcar líneas del “hasta aquí llegó mi amor”

Podes ser de derechas, de arriba o de abajo y ser buena persona, como podes ser de centro o de izquierdas y una mierda. He conocido casos muy raros, gays muy de derechas y muy machistas e inmigrantes de ultra derecha. Casos de estudio, claramente.

Pero hay cosas que son de simple humanidad, donde da igual donde estás posicionado, hay cosas que no dejan lugar a extremismos radicales ni posicionamiento.

ultras

¿Acaso no a todos nos ha impactado igual la foto del niño muerto en la playa? ¿Acaso no sentimos vergüenza ajena por esa periodista pateando a padres con hijos en los brazos? Entonces me pregunto ¿Como, como se puede ser tan españolito (cuando lo ponga así chiquitito será despectivo saben? como lo de panchitos, bueno igual…) para pensar un instante en que te mereces más la ayuda que un refugiado de guerra? Huye de su propio país, huye de la muerte. ¿Quien puede sentirse mas desprotegido?

Dicen que el desarraigo es uno de los sentimientos mas tristes que puede sentir el ser humano, el no pertenecer a ningún sitio, el perder las raíces, aquello que lo mantenía en pie y dotaba de identidad, de cultura, de vida entendida de una manera. Los inmigrantes sabemos mucho de eso, los que como yo, no nos fuimos huyendo de ningún sitio con lo puesto, no llegamos en un barco atestado de gente, ni pagamos millonadas a una mafia para venir a vivir a España padecemos el desarraigo.

¿Que podrán sentir esas personas? No me puedo poner en su lugar, lo intento y no lo imagino. Es pedir ayuda, cuando ya no se tiene nada. Nada. Ni país, ni vida. Y en el peor de los casos ni familia y amigos.

¿Quien sería tan necio y con una visión tan obstusa y miserable para pensar, que les vienen a quitar lo suyo? Dicen algunos desalmados, que a los españolitos nadie los ayuda, que solo se van las cuotas sociales para los inmigrantes. Hace unos años éramos los sudacas los que veníamos a quitar el trabajo, ahora son los sirios y siempre, siempre los moros.

Hay dos publicidades en la tv española que cada ves que las veo me asquean, por oportunistas imagino.

La del hijo español que vuelve luego que su madre le hace oler un café virtualmente y la otra publi de la imbécil madre que lleva plátanos a su hija y habla un spanglish más patético que mi sudañol.

“Esa inmigración” son pobres españoles que han tenido que irse a ganar la vida, los sirios son mierda que vienen a quedarse con mi plan social. Patético.

Tengo una amiga española que está en Londres porque acá no conseguía trabajo y se perfectamente que cosas le están sucediendo, las he vivido, puedo darme una idea lo que puede imaginar que sucederá en su vida en su futuro. I te extraño flaca, como siempre te digo ya no tan solo extraño a mis amigos argentinos, estoy empezando a extrañar a demasiados amigos españoles.

Sin embargo no puedo imaginarme lo que pasa por la cabeza de un refugiado -sin que nadie quiera refugiarlos, deberíamos inventar una palabra para los sirios en este momento…- Pero puedo intuir la desesperación, la imposibilidad de volver atrás porque atrás ya no hay nada, la impotencia de un mundo que te ignora, la desprotección, en fin que podría llenar este post de aproximaciones y estoy segura distaría muchísimo del sentimiento de esas pobres familias desamparadas.

Pero, hay españolitos que argumentan que si vienen les robarán lo de ellos. Pobres personitas de pobre corazón y corta memoria. Hace 100 años muchos españoles emigraron (tres de ellos fueron bisabuelos míos) y se los recibía en San Juan como en tantos otros lados de Argentina no solo con los brazos abiertos, se les daba tierras, materiales de construcción para poder formar un hogar y libertad, casi nada para ser sudacas no? La mamá de una amiga me comentaba en alguna ocasión que a ella le daban leche de vacas argentinas en la escuela que les traía Evita, la mujer me lo contaba como esos recuerdos tiernos de infancia y me lo agradeció, yo alucinaba claramente (no soy peronista, por si las moscas)

Entonces… queridos españolitos clase media-baja pedorra sin un mínimo atisbo de humanidad, ser mas cautos, menos mierder, mejores seres humanos. Nadie quiere quitarles lo que es de ustedes, solo necesitan estar y es muy feo cuando antes de estar tenes que ser.

Por suerte hay muchos mas españoles (que no españolitos) con la mente y el corazón muy abiertos que se avergüenzan de sus compatriotas y están dispuesto a borrar esa mentalidad mohosa y recalcitrante.

 

“Una cosa es ser solidario, otra cosa es serlo a cambio de nada” frase del españolito al mando.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *